Clase magistral: La coherencia cardiaca y la pseudociencia

Sábado 2 de marzo 12:30 México - 19:30 España
20 euros y si eres suscriptor de la comunidad 50% de descuento

Corazón y mente

Es cierto que cuando analizamos nuestro cerebro y vemos solo características generales, sin ir muy profundo, por ejemplo:

  • Un 95% de neuronas en el subconsciente, almacenando 11 millones de bit por segundo.
  • El 5% restante o sea las neuronas conectadas a la conciencia, almacenando 50 bit por segundo, estas conexiones, siempre respecto al enfoque cuántico del Nobel de Física Sir Roger Penrose, junto al Dr. Stuart Hameroff, anestesista de los Estados Unidos.
  • Ahora también, para la mayoría de la Neurociencia, no podemos ni hablar con seguridad de libre albedrío desde el cerebro por los trabajos realizados en Berlín, del Dr. John-Dylan Haynes, los cuales nunca terminaron, aunque solo le permitieron dar a conocer números de 2008. En ese momento este brillante científico Director del grupo de Neurociencia del Max Planck Institute, en su laboratorio de Berlín, podía adelantarse a la conducta de un individuo por 7 segundos sin fallar.
  • Pero sabemos que solo 5 años después, se podía predecir con total exactitud la conducta de un sujeto ¡10 minutos antes! – esto último no se acepta, pero nos lleva a preguntarnos ¿En cuánto estará 10 años después? -Nunca lo sabremos, no son datos de dominio público-.

Solo con estos datos, es comprensible que no es algo fácil de aceptar y que todas las quejas y críticas, muchas acaloradas, que recibo al tratar de robótico al cerebro humano son al menos explicables, aunque para nada fundamentadas.

Sin embargo y para sorpresa de muchos afirmamos que, aunque nuestro cerebro funciona antes que nuestras decisiones o que la mayor parte de nuestra conducta son, en su mayoría, las reacciones inconscientes de la ingente cantidad de “patrones cerebrales (estímulo – respuesta),” que tiene nuestro cerebro ¡Somos SERES ESENCIALMENTE LIBRES, no libres y nada más, nuestra esencia más profunda es la libertad!

¿Por qué creen que la terapia que usamos en VIDA COHERENTE se llama TERAPIA DE PUNTO CERO? Porque laenergía de punto cero, es la más extraña y sutil que conocimos en este plano, aunque. Aunque Einstein la llamó “residual” en un principio, luego la reconoció, así como antes de morir reconoció la existencia del Éter, que lo había eliminado, pues no entraba en las ecuaciones de su teoría de la relatividad.

Es la energía que está y se mueve, donde ninguna puede. Cerca del cero absoluto de frío, en el vacío cuántico que lo llamamos por años, no hay vacío, sino que está lleno de esta energía y, por, sobre todo, es la ENERGÍA LIBRE de Tesla: ¡libre! En nuestro cuerpo, vehículo de este plano, se le dijo siempre ALMA o ahora, mucho más exacto, CONCIENCIA, por supuesto que se circunscribe a cada vida individual, pero es la mismísima CONCIENCIA INFINITA, MENTE INFINITA (todo es Mente, asegura el Hermetismo).

Hay muchas propuestas válidas para demostrar nuestra libertad, pero, de todos modos, sabemos, que la controversia continúa y continuará, ya que el 70% de la humanidad desde las religiones monoteístas cree y defiende otra cosa.

Lo que se puede hacer es presentar una solución alternativa directa para el problema de la libertad en el humano. Nosotros somos realmente seres esencialmente libres, pero desde la mente infinita que se conecta a nosotros a través del campo electromagnético del CORAZÓN.

La conexión íntima entre el corazón y la mente infinita señala hacia una comprensión holística de nuestra existencia y nos invita a explorar las posibilidades ilimitadas que yacen dentro de nosotros mismos. En síntesis, la visión contemporánea que relega al corazón al mero papel de una bomba de sangre, contrasta con la riqueza conceptual y simbólica que ha sido atribuida históricamente a este órgano vital.

La sabiduría ancestral y las investigaciones científicas alternativas nos inducen a reconocer la trascendencia del corazón, conectándolo con nuestra mente infinita y abriendo puertas hacia un mayor autoconocimiento del humano.

Se podría mencionar muchos otros estudios, pero por espacio se podrán explicar solo 2 argumentos de autores y científicos no oficialistas, que han contribuido a fundamentar esta impresionante visión del corazón y del Alma (Mente Infinita).

El corazón es más que un simple órgano que bombea sangre; tiene un sistema nervioso complejo y una red neuronal que le permite enviar y recibir señales al cerebro. De hecho, se ha descubierto que el corazón envía más información al cerebro de la que recibe. Esta capacidad del corazón de comunicarse con el cerebro influye en nuestras emociones, nuestras decisiones y nuestra percepción del mundo.

El Instituto Matemáticas del Corazón, es el autor del gran descubrimiento de que el corazón humano tiene un gran campo electromagnético de 5 metros de diámetro, de forma toroidal (como una naranja, pero aplanada arriba y abajo) y esto fue medido por el Instituto Heart Math (Matemática del Corazón California- España).

Por si esto fuera poco, en sus laboratorios este Instituto también demostró que ese enorme campo está acoplado y sincronizado (o debería estarlo), con otro campo de energía muy sutil, el cual, todo indica, que se trata de la Conciencia Infinita (Prana, Éter, la Energía Libre de Tesla, etc.), fue nombrado de muchas maneras.

EL CEREBRO DEL CORAZÓN
Por su parte, el Instituto Matemáticas del Corazón en California, desde hace bastantes años afirma que existen datos relevantes en sus investigaciones, que sugieren que el campo del corazón, un enorme toroide de 5 metros de diámetro, está directamente relacionado con la percepción intuitiva, a través de un acoplamiento con un campo energético muy sutil de información que trasciende los límites del espacio y del tiempo. R. McCraty, PhD & D, Childre (2014) The Intuitive Heart, ed. Heart Math, p.11, California, EE.UU.

Utilizando un riguroso diseño experimental, hemos encontrado también, una fuerte evidencia de que tanto el corazón como el cerebro reciben y responden a información sobre un futuro evento antes de que este suceda.

Incluso más sorprendente fue nuestro hallazgo de que el corazón parece recibir esta información intuitiva antes que el cerebro (4.5, 4.8 y actualmente 5 segundos).

Esto parece sugerir que el campo más sutil, acoplado (a veces sincronizado) al toroide electromagnético del corazón ya contiene información sobre objetos y eventos remotos en el espacio o del futuro.

Este Instituto propone que el campo del corazón actúa como una onda de información que provee una señal global sincronizadora para todo el cuerpo. Específicamente, sugerimos que, así como lo que son, ondas de energía transmitidas desde nuestro corazón, estas interactuarían con otros órganos y sistemas.

Estas ondas codifican o graban las características y las actividades dinámicas de estos sistemas en forma de olas de patrones de energía que se distribuyen a lo largo del cuerpo. De esta manera, la información codificada actúa para formar (literalmente le da forma) a la actividad de todas las funciones corporales para coordinar y sincronizar los procesos en el cuerpo como un todo. Resumiendo, desde el punto de vista de las investigaciones sobre el corazón como intermediario entre la Mente Infinita (ese es el cerebro del corazón) y nuestro Sistema Nervioso Central, especialmente en el 5% de sus casi 100 mil millones de neuronas, conectadas a la conciencia.

Todo esto se hace mucho más evidente, cuando la ciencia de los rusos que le llama “energía vital” se manipula para el uso terapéutico alternativo, la medición de las diferentes variables corporales y, finalmente hasta poder ver el ALMA misma (a pesar de las críticas de los que nunca pudieron. El Dr. Konstantin Korotkov (Rusia), con el que hicimos un curso juntos en México (habla bastante el Castellano), es un investigador y catedrático de la Universidad de San Petesburgo, con una historia profesional impecable.

La imagen del Alma Humana (conciencia), que vemos, fue tomada por el Dr. Konstantin Korotkov a través del método de visualización de descarga de gas (Gas Discharge Visualization o GDV), una técnica avanzada de fotografía de Kirlian que eyecta un gas ionizado que amplifica los biofotones: muestra en azul la fuerza vital (Alma), de la persona gradualmente dejando el cuerpo. Según Korotkov, el ombligo y la cabeza son las partes que primero pierden su fuerza vital (el Espíritu) y la zona de la ingle y el corazón las últimas zonas donde permanece, antes de navegar hacia la verdadera patria del ser pensante.

LA COHERENCIA CARDÍACA
Todo ser humano debería buscar lo que el Instituto Heart Math llama “la coherencia cardíaca.” De ella depende que la información que el corazón transmite a través de su campo electromagnético (sincronizado al campo sutil), sea una información coherente. La coherencia cardíaca se logra gracias a las emociones coherentes (que no es necesariamente lo mismo que emociones negativas o positivas).

Cuando el corazón recibe emociones coherentes transmite información coherente a través de su campo electromagnético a todo el cuerpo. Al transmitir información coherente, los sistemas del cuerpo funcionan de manera coherente; si se transmite información incoherente, los sistemas del cuerpo se vuelven incoherentes y el organismo puede enfermase tanto físicamente como mentalmente. El ser humano no puede darse el lujo de tener emociones caóticas o incoherentes.

El corazón debe experimentar emociones coherentes, pues sus campos electromagnéticos afectan de manera directa el ADN y todas las células de todos los sistemas fisiológicos. Por ello es necesario abandonar el ego y sus negatividades o exaltaciones caóticas y vibrar con emociones coherentes buscando la coherencia cardíaca (o resonancia) para poder comunicarnos de manera eficiente.

El campo electromagnético del corazón está acoplado también a otros campos sutiles de información que no están limitados a las clásicas barreras de tiempo y espacio. Estas evidencias vienen de rigurosos estudios experimentales, que investigan la hipótesis de que el cuerpo recibe y procesa información acerca de eventos futuros antes que estos realmente sucedan. Los resultados de dichos estudios proveen sorprendentes datos que muestran que tanto el corazón como el cerebro reciben y responden a pre-estímulos de información acerca de eventos futuros. Además, hay indicaciones de que el corazón recibe información intuitiva antes que el cerebro y que también envía diferentes patrones y señales al cerebro.

LAS EMOCIONES NEGATIVAS INTENSAS SON UN RIESGO PARA LA SALUD
La relación entre el cerebro y el corazón puede verificarse al observar cómo la perspectiva mental y emocional determina la salud —especialmente la salud del corazón. La ira intensa, por ejemplo, eleva cinco veces el riesgo de ataque al corazón, y tres veces el riesgo de derrame cerebral.

El dolor intenso después de la pérdida de un ser querido incrementa el riesgo de tener un ataque al corazón. El día siguiente a la pérdida el riesgo es 21 veces mayor, y se mantiene seis veces más alto que lo normal por algunas semanas. Estudios también muestran que la gente expuesta a experiencias traumáticas, por ejemplo, veteranos de guerra, damnificados por desastres naturales o financieros, registran tasas más altas de problemas cardíacos que la población general.

UNA ACTITUD POSITIVA PUEDE REDUCIR CUALQUIER RIESGO EN LA SALUD
Así como las emociones negativas tienen el potencial de dañar el corazón y, en especial, desordenar su campo electromagnético, las emociones positivas pueden sanarlo. Uno de los grandes ejemplos, en otro estudio del Instituto Matemáticas del Corazón, con cerca de 1,500 personas con alto riesgo de padecimiento de arteria coronaria, aquellos que reportaron ser alegres, relajados, satisfechos con la vida, llenos de energía, redujeron en un tercio eventos coronarios como ataques de corazón.

Aquellos con el riesgo más alto de eventos coronarios, registraron una reducción de cerca del 50% de riesgo.
OTROS ESTUDIOS HAN REPORTADO QUE:

  •  El bienestar psicológico está asociado con la reducción consistente de riesgo de padecimiento
    coronario.
  • La vitalidad emocional puede proteger a hombres y mujeres de riesgo de padecimiento coronario.
  • Pacientes alegres con padecimientos cardíacos viven más que los pacientes pesimistas con
    padecimientos cardíacos.
  • Personas muy optimistas tienen riesgo menor de morir por cualquier causa, así como riesgo menor
    de morir por un ataque al corazón en comparación con personas negativas.

VIVIR EN LA CONCIENCIA A TRAVÉS DEL CORAZÓN
Sea con meditaciones guiadas o técnicas de meditación de comprobada eficacia, el esfuerzo para vivir en la Conciencia Infinita a través del corazón es la gran solución, desde nuestro punto de vista para actuar desde nuestra esencial LIBERTAD, pues no somos el ego. Somos una conciencia, un alma que está experimentando en esta frecuencia de realidad, es decir, en un cuerpo de tercera densidad. Para vivir en la conciencia se requiere conocimiento vivencial no intelectual. La vivencia de la meditación es lo único que nos puede ayudar y, con suerte, algunos logran experimentar, de manera aleatoria esa sensación de ser uno con todos y con todo. Aquí es cuando empezamos a recordar quienes realmente somos. y concluimos que, el origen de todos los males es el desorden energético, el origen del desorden energético son las emociones negativas, el origen de las emociones negativas es el miedo y el origen del miedo es el ego que es una simulación ilusoria del cerebro, según la Neurociencia oficial.

Prof. Carlos Delfino
[Con información extraída de las investigaciones del Instituto Matemáticas de Corazón
http://www.heartmath.org. Así como las investigaciones del Dr. Kostantín Korotkov, catedrático de la
Universidad de San Petesburgo (Rusia)].

Carrito de compra