SE PUEDE DEMOSTRAR QUE EL SOL ES UNA ESTRELLA TERMONUCLEAR QUE EMITE CANTIDADES INGENTES DE LUZ Y CALOR.

  1. Temperatura del Sol. La temperatura en la superficie del Sol es extremadamente alta, alrededor de 550°C (990°F), mientras que en su núcleo alcanza los 15 millones de grados Celsius. Estas temperaturas tan altas solo pueden ser explicadas por la intensa energía generada en el proceso de fusión nuclear que tiene lugar en el núcleo solar.
  2. Energía solar. La energía que emite el Sol es el resultado de la fusión nuclear de hidrógeno en helio en su núcleo. Este proceso libera una cantidad masiva de energía en forma de luz y calor que llega a la Tierra en forma de radiación electromagnética.
  3. Espectro solar. El espectro de luz emitido por el Sol es característico de un cuerpo caliente en equilibrio termodinámico, lo que indica que su temperatura es alta. Este espectro muestra la radiación emitida en un amplio rango de longitudes de onda, desde ultravioleta hasta infrarrojo, consistente con la temperatura observada en la superficie solar.
  4. Efectos observados.Diversos fenómenos relacionados con el Sol, como las manchas solares, las eyecciones de masa coronal y otros eventos solares, son explicados por la actividad termonuclear que ocurre en su interior. Estos fenómenos no podrían ser explicados si el Sol fuera frío.
  5. Luz y calor. La luz y el calor que percibimos en la Tierra provienen de la radiación solar, que es generada por los procesos termonucleares del Sol. Si el Sol fuera frío, no sería capaz de emitir la intensa cantidad de energía que percibimos en forma de luz y calor.

En resumen, la evidencia científica sólida respalda la visión convencional de que el Sol es una estrella caliente que emite luz y calor como resultado de procesos termonucleares en su núcleo, en lugar de ser un cuerpo frío que simplemente irradian luz y calor al entrar en la atmósfera terrestre.

La otra teoría, del sol frío, de un sol diferente, tiene sus orígenes en los antiguos hebreos que estaban en contra del Sol, pues para muchos es un dios y YAHWEH prohibió tener otros dioses que no sean él (con lo cual, tácitamente, se acepta la existencia de otros dioses). Hoy el Sionismo y los altos grados masónicos o logias como la LOGIA BLANCA MASÓNICA, defienden esta locura sin fundamentos.

En especial, cuando el Clima Espacial se mide con satélites ¡QUE ESTÁN FUERA DE LA ATMÓSFERA!

Hay varias organizaciones espaciales que utilizan satélites en órbita para estudiar el clima espacial y realizar mediciones del Sol. Algunas de las agencias más destacadas en este campo son:

  1. NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio). La NASA es la agencia espacial de los Estados Unidos y lidera numerosas misiones espaciales destinadas a estudiar el Sol, el clima espacial y sus efectos en la Tierra. La NASA opera una amplia gama de satélites dedicados a la observación solar, como el Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) y el Observatorio de Dinámica Solar (SDO).
  2. ESA (Agencia Espacial Europea). La ESA es la agencia espacial europea y también participa en misiones de observación solar y clima espacial. Entre sus misiones más importantes se encuentra el Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO), que es una colaboración entre la ESA y la NASA.
  3. CSA (Agencia Espacial Canadiense). La CSA colabora en misiones espaciales relacionadas con la observación solar y el clima espacial, contribuyendo con investigaciones y datos para comprender mejor el Sol y sus efectos en nuestro entorno espacial y terrestre.

Estas agencias espaciales operan una variedad de satélites en órbita alrededor de la Tierra y en trayectorias heliocéntricas para estudiar y monitorear el Sol, el viento solar, las eyecciones de masa coronal y otros eventos solares que puedan afectar a nuestro planeta y al clima espacial en general.

Sus observaciones desde el espacio, proporcionan datos cruciales para comprender mejor nuestro sistema solar y proteger nuestras infraestructuras en la Tierra, incluso admitiendo las repetidas acusaciones (con toda razón), de esconder y clasificar información, que debería ser de dominio público.

Prof. Carlos Delfino
Catedrático de Metodología y Filosofía de la Ciencia.

(Como siempre, a las órdenes para discutir en público con quién quiera y donde quiera, todas mis afirmaciones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra